Inicio > Ciencia, Enviados Por Lectores, Medicina, Religión > El Hipotálamo Y El Aliento De Dios

El Hipotálamo Y El Aliento De Dios

Hoy nos informaron de una historia que fue contada como verdad en una empresa, por una persona que se dedica a dar cursos a empleados de la misma.

Según la lectora que nos informó, la historia va por la línea de:

El hipotálamo es hueco, y esto es porque, según la Biblia, cuando Dios crea a Adán, le sopla su aliento en la cabeza dándole la vida. El hecho de que el hipotálamo sea hueco, comprueba que esto es verdad. Más aún, se ha “demostrado”, que cuando mueren las personas, al hacer autopsias, se puede “observar” que los creyentes en Dios tienen un hipotálamo sano y “normal”, mientras que los no-creyentes tienen un hipotálamo “podrido”.

Fuera de que es uno de los cuentos más ridículos que he oído, me perturba pensar que hay personas supuestamente profesionales que van por la vida contando este tipo de mentiras, para que otros religiosos delirantes como ellos se maravillen, abran la boca, y digan cosas como “woooow” y “qué interesante” y “lo sabía, la Biblia se ha comprobado cierta”.

La realidad es que si alguien tuviera el mínimo criterio, conocimiento anatómico básico, o mero sentido común, se reiría sin titubear y descartaría esta historia como lo que es: una farsa. Si esa persona tuviera también un poco de ética y conciencia social, le haría saber a quien la dijo que sus aseveraciones son totalmente falsas y le pediría fuentes verficables antes de continuar propagando desinformación.

Primero veamos lo que dice la Biblia en Génesis 2:7:

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente.

Ahora, el hipotálamo:

El hipotálamo es una glándula que forma parte del diencéfalo, y se sitúa por debajo del tálamo. Libera al menos nueve hormonas que actúan como inhibidoras o estimulantes en la secreción de otras hormonas en la hipófisis anterior, por lo que se puede decir que trabaja en conjunto con este.

Suele considerarse el centro integrador del sistema nervioso vegetativo o autónomo, dentro del sistema nervioso central. También se encarga de realizar funciones de integración somato-vegetativa.

Regula la homeostasis del organismo en conjunto con la hipófisis, por medio de un sistema de retroalimentación negativo.

Las funciones del hipotálamo son de extrema importancia para el cuerpo, el hipotálamo regula entre otras cosas:

  • La glándula pituitaria.
  • Hambre.
  • Sed.
  • Preservación de agua.
  • Función testicular.
  • Menstruación.
  • Metabolismo.
  • Regulación de presión sanguínea.
  • Ritmo cardiaco.
  • Funciones de comportamiento.
  • Ciclos de sueño.
  • Regulación de temperatura corporal.
  • Función de la vejiga.
  • Niveles de energía.

Es decir, el hipotálamo se encarga de muchas de las funciones del cuerpo mediante el control del sistema nervioso autonómo. También controla las secreciones pituitarias mediante la secreción de diferentes hormonas y químicos.

El hipotálamo está relacionado con todos los 5 sentidos, y regula la manera en que nos sentimos y nos comportamos, así como todos los tipos de placer y creatividad.

Ahora la primer pregunta importante: ¿Es el hipotálamo hueco?

lce
Hipotálamo en rojo. Glándula pituitaria en verde.

Sí y no. Sí en el sentido de que es una cavidad alrededor de la cual se encuentran los núcleos hipotalámicos que secretan las hormonas y los químicos que controlan las funciones corporales y de la hipófisis. No, en el sentido de que no está hueca con aire, es decir, según la historia del “soplo” de Dios, entendería uno cuando dicen “hueco” que no hay nada mas que aire ahí dentro, pero esto es falso, el hipotálamo no está vacío. (Definiciones de “hueco”).

El hipotálamo está lleno de líquido cefalorraquídeo, así como lo están muchas otras partes de nuestra cabeza.

De hecho hay muy pocas partes de nuestro cuerpo que pudieran considerarse “huecas” en el sentido de que no tienen más que aire o gas (por que nada está realmente vacío).

Si vamos a buscar lugares donde pudiera estar el “aliento de Dios”, sería más convincente hablar del estómago o de los intestinos (que sí suelen tener gases de diferentes tipos) o los pulmones.

Partes huecas en el mismo sentido que el hipotálamo sobran: está la vejiga, el escroto, la matriz, otras partes de la cabeza, los huesos, ojos, corazón, las venas, etc.

Entonces, no, el hipotálamo no está vacío. Sí es una cavidad, como lo son muchísimas otras partes de nuestro cuerpo.

hipotalamo
Núcleos dentro del hipotálamo. Hipófisis = Glándula pituitaria.

Si quisiéramos inventar un cuento más acorde con la realidad, entonces sería que “Dios le sopló a Adán por la nariz y por eso nuestros pulmones están huecos y se llenan de aire”. Pero no suena tan interesante, además de que se entendería que el aire con el que se llenan entra y sale, mientras que el hipotálamo pareciera “nace” con ese aliento divino.

Si nos tomáramos un poco de libertad creativa, entonces sería más gracioso leer como “Dios le sopló a Adán en el pene y le llenó de aliento el estómago y los intestinos, dejando Adán salir ese aliento con sonoras explusiones de cuestionables modales”. Pero en fin, la religión carece de sentido del humor.

Dato extra que ya debería ser obvio: no hay ninguna conexión de ningún tipo entre la nariz de una persona y el hipotálamo. La nariz conduce a la garganta y de ahí a los pulmones o al estómago. El hipotálamo se encuentra encerrado en el cráneo.

Segunda pregunta importante, ¿Es cierto que a los no creyentes (ateos) se les pudre el hipotálamo y lo podemos ver en autopsias?

Quisiera no tener la necesidad de responder esta pregunta. Es ofensiva.

No. Claro que no. No hay evidencia de ningún tipo que apoye esta aseveración. Nunca se ha si quiera mencionado alguna relación entre una creencia teísta y un resultado físico anatómico. Pero como suele ser, es en caso de estas declaraciones donde quien afirma algo debe proveer la evidencia. Si alguien conoce de algún estudio que se haya hecho donde se muestre una relación entre el estado del hipotálamo al morir y la creencia en uno o varios dioses, me encantaría verlo, porque no existe.

Si esto fuese cierto, el ser ateo provocaría una muerte temprana, pues un hipotálamo en deterioro equivale a una muerte por disfunción corporal completa, y todos sabemos que no hay ninguna relación entre ateísmo y longevidad.

Además, no pensarían que si ese fuese el caso, ¿todos serían religiosos? Sería tan fácil como publicar un estudio concreto, bien hecho y avalado donde se comprobara que el no creer en Dios te pudre el cerebro, demostrando así, más allá de la duda, que Dios existe y es saludable creer en él.

Claro que si supusiéramos que eso fuese una realidad, la siguiente obvia pregunta sería ¿en cuál Dios?. Y es ahí donde obviamente todo se desmorona. Puesto que si esto fuese cierto sobre Jehová, el Dios Cristiano, entonces todas las personas no-Cristianas morirían con hipotálamos deshechos, cundiría el pánico, y todos se convertirían al Cristianismo.

Después, ¿a qué rama del Cristianismo? ¿Católicos? ¿Ortodoxos? ¿Bautistas? ¿Protestantes? ¿Anglicanos? ¿Todos? Sería mucho más interesante ver a cual rama de su hijo, Dios favorecería con hipotálamos sanos.

Ahora si se probara que creer en uno o varios dioses resulta en un hipotálamo sano y no creer en uno resulta en un hipotálamo deteriorado, sería obvio entonces que no es el Dios el que importa, sino una creencia en un ser sobrenatural. Por lo cual seguiría siendo igual de inválido el cuento este que referencía a la Biblia Cristiana.

Siento que ya dediqué más tiempo y espacio a esta pregunta del que se merece. Ni si quiera deberíamos cuestionarnos este tipo de declaraciones insensatas y ridículas.

Respuesta obvia y sencilla: Claro que no. La salud y la integridad física del hipotálamo no se ve afectada de ninguna manera por las creencias de una persona. Siquiera considerarlo es absurdo.

Para terminar, me parece increíble que la gente busque conciliar la historia Bíblica de Génesis con la realidad, ya que Génesis es completamente erróneo en todos los sentidos de la creación tanto del mundo como del ser humano y eso está comprobado más allá de cualquier duda.

Mientras personas así sigan difundiendo estos mitos arcáicos y haya quienes los escuchen, nuestra sociedad no podrá progresar a convertirse en una sociedad racional, que actúa de manera racional y obtenga resultados de bienestar de manera efectiva.

Una visión distorsionada de la realidad como ésta, es una advertencia para todos nosotros pues nos demuestra el grado de ignorancia en general que hay entre la población, y la incredulidad de las personas para aceptar explicaciones ridículas sin sustento alguno. No se necesita ser un médico para ver lo falso que es esta aseveración, pero el hecho de que haya quién lo cuente, implica que hay quién lo cree.

Y si hay quienes creen este tipo de cosas, tan sencillas de probar falsas, debería a todos preocuparnos que otras cosas también creen, que modifican su comportamiento para con los demás, por razones “religiosas”, y cómo eso nos afecta a todos invariablemente de manera negativa, pues son actitudes fundamentadas en falsedades.

Fuentes de Información sobre el Hipotálamo:

Un gran agradecimiento a nuestra lectora por hacernos llegar tan cómica pero preocupante experiencia.

Related Posts with Thumbnails

Ciencia, Enviados Por Lectores, Medicina, Religión

  1. Alfalimauno
    June 21st, 2013 at 00:58 | #1

    El cerebro es traicionero e ilusionista, el corazón es el que da el valor a una persona, lo que fluye o nace del corazón es más fuerte que cualquier raciocinio.
    se puede razonar sin corazón, pero se puede amar sin èl?
    La razón nace del cerebro y
    El amor nace del corazón.

    Todos somos capaces de razonar; y
    todos somos capaces de amar ?????

  2. Alfalimauno
    June 21st, 2013 at 01:00 | #2
  3. Alfalimauno
    June 21st, 2013 at 01:01 | #3

    zxcv

  4. Alfalimauno
    June 21st, 2013 at 01:01 | #4
Páginas de comentarios
  1. July 26th, 2014 at 14:19 | #1
  2. August 21st, 2014 at 15:25 | #2